handy finder app samsung free paid apps no jailbreak ipad ddr-spione in österreich here handy orten lassen über vodafone apple iphone gps tracker press iphone 5 spyware free trial como descargar ios free iphone spionage app gratis phone tracker spy gadgets überwachung pc download free mobile spy software for android phone free spy phone imei changer time tracking app podio here here civilization 4 beyond the sword spionage iphone app for tracking other cell phone iphone spy no jailbreak required imei nummer orten schweiz the best spy app for iphone 4s mspy app for android free download fritzbox 7390 kindersicherung umgehen windows how to install spy on iphone 6s cool spy apps iphone 6 free blackberry gps tracker app best spy apps iphone 5 free apps jailbreak ios 9 spybot android tablet get cell phone spy software best here kindersicherung android 4.4.2 fritzbox kindersicherung pc löschen free cell phone spy software without installation handyortung free kostenlos tracking app spy gratis

Actividades de los Socios

Las Rocosas Canadienses

Publicado en Actividades de los Socios

Rocosas Canadienses

 

Actividad realizado por: Leyre y Javi Remolina

Entre los días 22 de julio (Sta María Magdalena, patrona de Remolina, por cierto) y 3 de agosto hemos estado de viaje en las montañas rocosas canadienses. Concretamente, hemos visitado (y pateado) los parques nacionales de Banff y Jasper, que limitan entre sí. Para que os hagáis una idea, la extensión de los parques nacionales de las Rocosas canadienses equivale a las provincias de León y Asturias juntas, y solamente hay en todo ese territorio dos poblaciones (Banff y Jasper, de 6.700 habitantes la primera y 4.300 la segunda).

 Así pues, desde el punto de vista europeo resulta especialmente llamativa la enorme extensión de estos parques nacionales en relación a la escasez de poblaciones y a la nula presencia de explotación agrícola y ganadera. Se trata de una zona muy boscosa (principalmente coníferas, como abetos y piceas) que ocupan incluso las amplias vegas de los ríos. En lógica relación con ello, abunda la fauna salvaje, y no es difícil ver osos (sobre todo osos negros), ciervos (elks y ciervos mula), cabras monteses, coyotes, marmotas, etc. También conseguimos ver un alce y algunos caribúes, especies más escurridizas.


La ruta más destacable que hicimos en el Parque de Banff fue la del Lago Burgueau y Harvey Pass. Iniciamos la ruta una altura de 1.160 metros y fuimos remontando través de un bosque en paralelo a un violento arroyo. A los 2.160 m. se alcanza el lago Bourgueau. Desde allí, ascendimos al Harvey Pass (2.454m, donde también hay un lago) y desde allí culminamos la ruta con un oportuno yaque al Pico Bourgueau (2.931m), donde depositamos la tarjeta de cumbres del club, en cuyo imperio montañero ya no se pone el sol (siempre que Sakae haya dejado la tarjeta en alguna cumbre japonesa).

Foto de lago abajo

Javi y Leyre portando tarjeta de cumbres

Dos días después hicimos una ruta hasta el Sentinel Pass partiendo del lago Moraine (su foto es casi un icono de Canadá).

Javi y Leyre junto al lado

Para iniciar la ruta es necesario agruparse al menos 4 personas, para evitar ataques de los osos grizzli (al parecer, está comprobado que nunca atacan a grupos mayores). Creemos que siendo de Los Rejos y de Remolina tampoco nos atacarían siendo 2, pero eso era difícil de explicar a los guardas del parque. En definitiva, nos juntamos con dos estadounidenses, uno de Montana y otro de Washington y tiramos para arriba por un sendero que atraviesa un bosque y remonta en zigzag un notable desnivel, hasta llegar a un lago que como en los mapas no tiene nombre, lo bautizamos como "lago Los Rejos". A partir de ese punto y tras una pequeña tregua, el desnivel se agudiza y también en zigzag se alcanza el imponente Sentinel Pass (2.611m), con impactantes vistas de los 10 picos que limitan el lago Moraine y de glaciares hacia el valle vecino, el Paradise Valley, que hace justicia a su nombre. Hubo ocasión también para un yaque al monte Temple (3.544m), con una trepada de las de no mirar para abajo.

Con el lago al fondo

En el Pass

Tarjeta de los Rejos en el Temple

Tras nuestra estancia en Banff, nos dirigimos al parque nacional de Jasper. Ambos parques son de fisonomía parecida, si bien en Jasper es posible ver incluso más fauna. En la parte limítrofe de ambos parques hicimos la ruta del Catarrack Pass, cuyo mayor aliciente es geológico, ya que se atraviesa una zona glaciar y es posible ver peculiares formaciones rocosas.

Javi en la Rocosas

Con el lago y formaciones glaciares al fondo

Ascenciendo por la senda

Consideramos que la ruta más destacable que hemos hecho en todo nuestro periplo canadiense es la Skyline trail (Jasper). Se encuentra entre las más famosas travesías de alta montaña en las Rocosas canadienses, tiene una longitud de 45.5 km, que se extienden desde el bellísimo lago Maligne hasta el inicio de la carretera que sube hasta dicho lago (en las inmediaciones de Jasper).

Paisaje típico rocoso

Oso escondido entre la vegetación

Normalmente en las guías de montaña se plantea su realización en 2 ó 3 días. Sin embargo, tras escuchar las experiencias de algunos montañeros que habían completado el recorrido en 1 día y para mayor gloria del Club, nos animamos a afrontar el reto en una jornada, la del 31 de julio.


Se comienza ascendiendo progresivamente por un bosque de abetos y piceas dejando atrás los lagos Mona y Lorraine. En esta zona vimos un alce hembra, que impone por su tamaño (similar a una yegua) y que es especialmente difícil de ver. A los 8,3 km se llega al "Little Shovel Pass" (2.240m). Desde allí se va perdiendo algo de altura por un terreno de praderas y arroyos, para remontar después hasta el Big Shovel Pass (2.320m, 17,5 km). Seguidamente, el sendero desciende hacia el lago Curator (20,4 km, cerca del cual se encuentra un refugio privado). A continuación, se inicia un pronunciado ascenso por una canal donde el sendero se estrecha y discurre por terreno poco compacto. Finalmente, se llega al Notch Pass (22,1 km, 2.510m de altura, punto clave de la travesía). A partir de ese punto, las vistas se hacen especialmente imponentes, llegando a verse el monte Robson (cima más alta de las Rocosas canadienses que dista unos 80km). El recorrido continúa sin grandes cambios de altura (llegándose en el km 24,9 a los 2.529m) y a través de un sendero estable, por lo que el ritmo se puede mantener alto. A partir del km 25 se inicia un pronunciado descenso en zigzag por un sendero bastante pedregoso, hasta llegar a un arroyo (que nos vino muy bien para refrescar los pies), desde el cual se continúa por un tramo de pradería (y dos lagos) de altura uniforme hasta llegar al campamento Tekarra (2.060m, km 30). A partir de ese punto, se cruza un arroyo y se vuelve a ganar algo de altura de forma gradual a través de un bosque, hasta salir a la zona conocida como Signal, desde donde ya se inicia el definitivo y continuo descenso hasta el punto de llegada, transcurriendo los últimos 9 km por una pista entre abetos y monte bajo caducifolio. Finalmente completamos el recorrido en poco más de 10 horas, con una velocidad media de 5 km/h.

Abundante vegetación

Hembra de alce

Leyre con el horizonte lleno cumbres rocosas al fondo

image030

Las coníferas abundan

En los siguientes días hicimos la ruta del Verdant Pass, a los pies del Monte Edith Cavell. No está marcada ni sale en los mapas, pero los dueños de la casa rural donde nos alojábamos (ambos empleados del Parque) nos la indicaron. Así que vimos más caribúes (4) que gente (3).

Lago de aguas verdes

El hielo ha hecho su trabajo con la roca

Javi disfrutando del paisaje soleado

Finalmente, como despedida, hubo ocasión para una ruta acompañados de los dueños de la casa, Cherrill y Dough, junto con Miki, otra habitante de la casa de origen japonés. Como era una ruta sólo conocida por ellos, decidimos bautizar al sitio donde se llegaba simplemente como Cherrill's place. La primera y última parte de la ruta era común con una de las habituales, Opal Hills. Llegado un momento se deja este sendero para tomar otro mucho más sutil por el que se remonta fuertemente una colina. A medida que se va ascendiendo se van teniendo vistas al lago Maligne y llegados a un punto se puede recargar agua en un manantial que según dicen es de las mejores aguas que se pueden encontrar por allí. Se sigue ascendiendo esta colina por un terreno muy suelto hasta que se da vistas a un fabuloso valle con tres lagos y praderas salpicadas de coníferas. Se vuelve por el mismo camino hasta enlazar con el sendero "oficial" que, al ser circular, se toma en el otro sentido.


Lago

Vista del valle

Leyre

Un caribú